Delphi cumple 25 años

Todo un viaje

Hace 25 años atrás, el 14 de febrero de 1995, Borland anunciaba el lanzamiento de Delphi 1.0, programa que fue en su momento toda una revolución.

Por aquel entonces, previo al lanzamiento de Windows 95, Visual Basic había acaparado la atención de muchos desarrolladores, pues brindaba la posibilidad de crear formularios de forma visual, tenia un lenguaje muy sencillo, y tenia integración dentro de todo sencilla con orígenes de datos ODBC.

Pero, como todos quienes programamos en algún momento con Visual Basic sabemos, tenia serios problemas de inestabilidad, memoria y performance, en particular cuando las aplicaciones crecían de tamaño o si querías hacer cosas un poco mas complejas. Esto se debía en gran medida a que Visual Basic corría interpretado y no compilado.

Pero Delphi era diferente. No solo permitía editar formularios de forma visual, tenia un lenguaje sencillo, basado en Pascal, mas poderoso, y disponía de integración con diversos orígenes de datos ODBC y otros. Pero, además, Delphi estaba basado en un lenguaje orientado a objetos y sus aplicaciones volaban, principalmente porque Delphi compilaba su código compacto, y no corría compilado. Además, debido a que era un lenguaje de mas bajo nivel que VB, podía acceder sin problemas a toda la API de Windows, e incluso permitía escribir bloques en Assembler para acelerar ciertas partes criticas de la aplicación.



Esa revolución hizo que muchas empresas lo utilizaran. En mi caso, empecé en 1996 con una aplicación hecha en Delphi 1.0 y realmente, fue increíble lo que se podía hacer con Delphi.

La evolución

Delphi 1.0 compilaba aplicaciones de 16bits, pero Delphi 2.0, en 1996, ya compilaba aplicaciones en 32bits, que sacaban todo el provecho de Windows 95, mientras que Visual Basic 3, el mas usado por aquellos tiempos, solo exportaba aplicaciones de 16bits.

Con los años, Borland libero nuevas versiones que sumaron una gran cantidad de mejoras, aunque algunas generaban serias incompatibilidades de código, que obligaban a aquellos programadores que querían migrar su código a trabajar bastante en cambios. En algunos casos, las librerías que habían comprado, no eran compatibles con las nuevas versiones, por lo que muchas apps quedaron atadas durante mucho tiempo a versiones antiguas de Delphi.

Pero todo comenzó a cambiar para Delphi tras la publicación de la versión 7, tanto por malas decisiones de Borland y por acertadas decisiones de Microsoft.

Lo cierto es que, en lugar de invertir en Delphi, Borland invirtió en JBuilder, que fue un gran fracaso, y cuando Borland intento reaccionar, ya era tarde, pues Microsoft ya ofrecía con Visual Studio para .net, un producto que en varios aspectos solucionaba las falencias de Delphi.

Por el lado de Microsoft, logro que, en 1996, el padre de Dephi, Anders Hejlsberg, se fuera a trabajar con ellos, y allí, ayudo a crear tanto C# como TypeScript. Tal vez por esa razón, muchos nos sentimos casi en casa migrando de Object Pascal a C#.

Hoy día, Borland ya no existe, pero Delphi sigue viviendo, esta vez bajo la empresa Embarcadero. En los últimos años ha evolucionado y ha crecido, permitiendo desarrollar aplicaciones para Windows, macOS, iOS y Android con un único código.



Lo bueno es que, Delphi aun hoy día, sigue ofreciendo herramientas de desarrollo que dan una opción de calidad a las herramientas de Microsoft. Y es mas, ahora ofrece Delphi Community Edition, que permite que mas personas puedan tener acceso a este hermoso lenguaje de programación que tantos amamos.

¡Larga vida a Delphi!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *