Que pasa si un astronauta se tira un gas en su traje espacial

Típico: sos un astronauta, estás en la estación espacial y está un poco fresco. Entonces, te preparas y te comes un guiso de lentejas. Para bajarlo te vas a dar un paseo por el exterior y de repente… ¿Truenos? ¿En el espacio? No necesariamente

Fart happens

El astronauta, pese a tener la posibilidad de poder viajar al espacio exterior, sigue siendo un ser humano. Y así como un día nos enteramos que las chicas también eructan y se tiran gases, hoy caemos en cuenta que los astronautas también se tiran gases, pero en el espacio.

Siendo que nuestros gases contienen metano, que si bien no es tóxico, es bastante inflamable, la pregunta es ¿Que pasa cuando un astronauta se desgracian y tienen el traje puesto?

Nuestra primer idea de la situación no es prometedora. Si una flatulencia en una habitación cerrada puede ser devastadora, respiratoriamente hablando, dentro de un traje sellado, podría hacer que más de uno se replantee su carrera espacial.

¿Cómo hacen los astronautas para lidiar con semejante arma biológica?

La tecnología al rescate

Bueno, cuando analizamos como está compuesto un traje espacial, nos quedamos más tranquilos.

Para empezar, el área de la cabeza del traje está sellada y separada del resto del mismo. Eso tiene sentido. Primero, nuestra nariz y boca están en la cabeza. Asi que sería un desperdicio de aire limpio llenar el traje entero con ese bien escaso en el espacio. Por otra parte, si se rompe el traje en alguna parte, aún podríamos seguir respirando.

De modo que nos queda claro que el aire flatulento probablemente jamás llegará al casco. Eso es un alivio, ¿no?. Ya pueden volver al sitio de la NASA y anotarse para ser astronautas.

Pero, esperen un poco. Si lo anterior es cierto, entonces el gas flatulento queda encerrado en el traje. Si. Queda macerándose allí hasta que se lo quite en la estación espacial, y… Oh Dios! Houston!

¿Será que morirán todos en la estación espacial cuando se sacan un traje luego de ventear un gas dentro?

Nuevamente, queremos trasmitir calma a la población. Tanto los trajes como la estación espacial, tienen filtros de hidróxido de litio. Este mineral filtra el dióxido de carbono y otros gases tóxicos, incluido en metano y otros que componen las flatulencias. Aún así, parece que no elimina todo rastro de olor, pero es mucho mejor que fumárselo entero.

De modo que puedes estar tranquilo. Si esto te restringía de anotarte como astronauta o como turista espacial, ya no tienes excusas. Y si era por miedo, ya puedes buscarte otra excusa.

Recuerda: Nadie puede escuchar cuando te tiras un gas en el espacio. Aunque tal vez si pueda olerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *